¿Cómo escoger el mejor plan de pensiones?

Blog > Particulars > ¿Cómo escoger el mejor plan de pensiones?

Las aseguradoras cada día ganamos más protagonismo en la gestión de los ahorros de las personas. En este sentido, los productos preferidos de los ciudadanos suelen ser los planes de pensiones y los seguros de vida-ahorro.

Ahora bien, si estás pensando en confiar en tu seguro para ahorrar de cara a tu jubilación; el primer paso es informarte con tu mediador de confianza. De esta manera, conocerás de la mano de un profesional los pros y contras de los diversos formatos de ahorro existentes: rentas vitalicias, PIAS, planes de ahorro … Sin duda, un aspecto común a todos estos productos es que, junto con el sustrato financiero -el capital que aportamos para que genere un cierto rendimiento-, siempre hay asociado un seguro de vida, que indemnizará a los herederos en caso de muerte del ahorrador. Por lo tanto, elegir una opción u otra depende en muchos casos de nuestras prioridades y circunstancias vitales.

Aspectos a tener en cuenta para elegir la mejor fórmula de ahorro

A la hora de decidir el producto que mejor se adapta a nosotros, debemos tener en cuenta dos elementos clave: la propuesta de rentabilidad que nos ofrece la aseguradora y las coberturas que lleva asociada la póliza. También, es importante elegir un seguro que proporcione seguridad a nuestra familia ante imprevistos. Nos referimos a situaciones, en las que, por motivos de peso -como la muerte del padre o madre-, se pierde o reduce la capacidad de generar ingresos. Algunos expertos recomiendan que la suma asegurada para una cobertura sea equivalente a los gastos básicos de tu familia entre tres y cinco años; pues, se calcula que es este el tiempo que necesitarían los miembros del núcleo familiar para conseguir un equilibrio financiero en caso de ausencia de alguno de los progenitores.

Otro aspecto a tener en cuenta son los beneficiarios. Cuando se contrata un seguro de ahorro, es posible designar una o más personas beneficiarias. Si se designa a más de uno, hay que decidir cómo se dividirán el dinero. Es posible escoger un beneficiario secundario, para que reciba el montante del seguro si el beneficiario primario traspasa antes que el asegurado.

Amplio abanico de pólizas de ahorro

Aparte de tener en cuenta estas cuestiones, también conviene conocer los diferentes tipos de pólizas de ahorro que existen en el mercado:

  • Rentas vitalicias. La renta vitalicia permite al cliente invertir un capital inicial y en cambio obtener el compromiso de la aseguradora de abonarle una renta mensual garantizada el resto de su vida.
  • Capitales diferidos. Los seguros de capitales diferidos están diseñadas para que las empresas ofrezcan a sus empleados un paquete retributivo diferido, asociado a su jubilación o supervivencia a una fecha determinada.
  • Unit-linked. Este es el tercer producto más importante dentro del ámbito de los seguros de vida-ahorro, y el que tiene un menor componente asegurador y un mayor componente financiero. Se trata de una póliza que invierte en fondos de inversión, y donde el tomador del seguro asume todo el riesgo de la inversión.
  • Los PIAS. Los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) son un híbrido entre un plan de pensiones y un seguro de vida-ahorro. Se trata de un instrumento de ahorro-previsión a largo plazo que permite constituir una renta vitalicia asegurada y tiene como finalidad ir pagando primas para acumular un capital a lo largo del tiempo, que servirá como complemento a la pensión pública. Una ventaja importante es que no hay que esperar hasta la jubilación para percibir la renta acumulada.
  • Los PPA. Tanto los PPA como los PIAS son seguros de ahorro a largo plazo que aseguran a la persona que los contrata una rentabilidad, junto con diferentes ventajas fiscales. En el caso de los PPA, permiten al asegurador reducir la base imponible del IRPF. A cambio el capital acumulado sólo podrá rescatarse en el momento de la jubilación o bien, en situaciones de enfermedad grave o desempleo.
  • Planes de ahorro 5. Uno de los últimos productos de vida-ahorro que ha incorporado el sector asegurador en su catálogo. Este formato surgió con la última reforma fiscal, y permite a los particulares tener una exención fiscal para las aportaciones que hagan hasta 5.000 euros, siempre que mantengan la inversión durante un período de cinco años. El rescate se puede solicitar a partir del primer año.

Finalmente, también es básico que los seguros de ahorro sean flexibles para que puedan adaptarse a nuestras necesidades presentes y futuras. Si tienes cualquier duda, contacta con nosotros.

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies