Cómo evitar intoxicaciones en el sector alimentario

Blog > Empreses > Cómo evitar intoxicaciones en el sector alimentario

Este verano estalló la noticia del brote de listeria que ha afectado a más de 200 personas en Andalucía y ha provocado tres muertos. La empresa sevillana Magruder, que distribuyó la carne a través de la marca ‘La Mech’, es considerada el foco inicial de la expansión de esta bacteria.

Ante este caso de rabiosa actualidad surgen muchas preguntas: ¿por qué se contaminó la carne? ¿No fueron exhaustivos con los controles sanitarios? ¿No tomaron las medidas de seguridad necesarias? Muchos de estos interrogantes se van resolviendo y de momento, ya han detenido a los responsables de esta empresa.

Sin duda, todas las empresas y en concreto, las de alimentación deben ser muy cuidadosas en los procesos de producción, aplicar los controles sanitarios correspondientes, manipular adecuadamente los productos, cocerlos y conservarlos para conseguir que sean seguros y que su calidad nunca se vea alterada.

Precisamente, el sector de la industria alimentaria es un ámbito especialmente sensible, pues afecta directamente a nuestra salud. De hecho, casos como el brote de listeria pueden llegar a considerar delitos contra la salud pública. Un caso mucho más grave fue el escándalo del aceite de colza, la primavera de 1981, que provocó 20.643 afectados y más de 3.800 muertos.

Lógicamente, aparte de los aspectos sanitarios y de conservación en la producción, el sector de la alimentación y bebidas, también requiere una protección global y específica en el desarrollo de su actividad.

En este sentido, es fundamental contar con seguros como las de Responsabilidad Civil (RC) o Medioambiental, entre otros, ya que dan cobertura en caso de producirse una intoxicación alimentaria u otros tipos de siniestros graves.

Así pues, con el seguro de RC se protege el patrimonio de tu empresa frente a las reclamaciones de terceros por los daños que los puedas haber causado. También es importante disponer de una cobertura de retirada de productos y extensiones del producto que incluya: gastos de retirada de productos (incluida contaminación maliciosa), coste de producto contaminado, limpieza de las instalaciones contaminadas, gastos de rehabilitación de imagen y pérdida de beneficios. Además, de coberturas específicas por responsabilidad medioambiental.

Otras coberturas interesantes a tener contratadas son por daños materiales, rotura de maquinaria y robo, daños accidentales, control de la mercancía dañada, daños a los envases y embalajes, cobertura de daños a los productos, flota de transportes, seguros de salud para los trabajadores, entre otros.

En definitiva, lo más importante es ser consecuentes y trabajar con el máximo de cuidado, ofreciendo la máxima calidad de nuestros productos a nuestros consumidores. Pero, como los accidentes desgraciadamente suceden, es imprescindible que cuentes con los correspondientes seguros para tu empresa.

Si tienes dudas, en Cobertis te podemos informar sobre las mejores pólizas para tu negocio. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies