Cómo proteger tu empresa de ciberataques este 2021

Blog > Empreses > Cómo proteger tu empresa de ciberataques este 2021

Durante los tres primeros meses de 2020, los ciberataques se incrementaron en un 40% en nuestro país. Con estas cifras y con la perspectiva de que el teletrabajo se consolide y el e-commerce siga creciendo, la protección de datos se convierte en uno de los mayores desafíos de las empresas este 2021.

Los negocios no pueden bajar la guardia ya que las amenazas informáticas se extienden, aprovechando que las empresas tienen una mayor dependencia de los sistemas informáticos. Como sabemos, en un tiempo récord, se ha trasladado todo a Internet y este incremento de la digitalización está comportando, también, un aumento de los problemas de seguridad cibernética, derivados del uso de plataformas que se han creado en poco tiempo, precisamente, para dar respuesta a toda esta demanda digital.

Consejos para prevenir y minimizar los ciberriscos

En términos generales, hay que decir que la ciberseguridad empresarial debe pasar por el uso de contraseñas seguras; instalar un antivirus; el cifrado de información; el almacenamiento en redes de trabajo; las copias de seguridad; y una red privada virtual (VPN, siglas de Virtual Private Network), tal como recomienda el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Además, también te aconsejamos:

  • Actualizar los sistemas de seguridad y software. Phishing, ransomware… Los virus y los ciberdelincuentes se van actualizando y reciclando para encontrar nuevas brechas de seguridad, tu pyme también debe actualizar sus sistemas de seguridad para estar al día de las últimas amenazas. No basta con instalar un antivirus y olvidarse de todo.
  • Realizar periódicamente copias de seguridad. En caso de que tu sistema sea infectado y no haya marcha atrás es importante disponer de un «plan B» mediante copias de seguridad de todos tus archivos. Se trata de una acción preventiva que se debe llevar a cabo periódicamente. Actualmente, existen varios métodos para hacer copias: en la nube, en discos duros protegidos o en un centro de datos.
  • Desconfía de correos electrónicos sospechosos. El objetivo más común de los hackers suele ser las direcciones de correo electrónico corporativas. Se hacen pasar por un dominio oficial de tu empresa, por lo que es muy fácil caer en la trampa y terminar abriendo archivos que no deberías abrir. A la más mínima sospecha, lo mejor es eliminar el correo y su contenido inmediatamente.
  • No instalar programas no autorizados en tu ordenador. Detrás de lo que parecen programas gratuitos se puede ocultar software malicioso que muy probablemente infectará tu ordenador con un virus. Vigila lo que descargas y desconfía del «todo gratis».
  • Sensibiliza tus empleados. Normalmente, los ciberdelincuentes acceden a nuestro sistema por errores humanos involuntarios. Por ello, es muy importante dar la información y formación necesaria al resto de personal sobre cómo actuar en determinados casos.
  • Mantener la confidencialidad de las operaciones fuera de peligro. Determina qué información es confidencial, establece privilegios de usuario y controla quién tiene acceso a esta información y quien otorga estos permisos.

Aparte de seguir estas recomendaciones, contar con un seguro de ciberriesgo es clave en la protección de cualquier negocio.

Entre sus principales coberturas cabe destacar:

  • Protección de los datos y la responsabilidad cibernética. Se trata de las reclamaciones de terceros, derivadas de demandas por un fallo de seguridad en la red del asegurado. Un tipo de cobertura a terceros por errores propios.
  • Cobertura contra la ciberextorsión o protección frente a las pérdidas resultantes de una amenaza de extorsión. Esto incluye rescates para poner fin a una extorsión, así como los honorarios de asesores especializados.
  • Cobertura para la interrupción de la red o la pérdida de beneficios cuando tu actividad se frena en seco o se suspende debido a un fallo en la seguridad en la red.
  • Protección contra el fraude de transferencia de fondos, te cubriría ante la pérdida financiera resultante de transferencias electrónicas realizadas de manera fraudulenta tras un ciberataque.
  • Dar respuesta ante inspecciones y sanciones reguladoras derivadas de un uso indebido, control o proceso de datos personales, un aspecto cada vez más relevante y no siempre bien controlado.

En este contexto, también hay que comentar que el Ministerio de Industria ha publicado un nuevo programa de innovación en ciberseguridad para la pyme, bajo el nombre ‘Activa Ciberseguridad’, como parte de las medidas para evitar los ciberataques y blindar la seguridad de las pequeñas y medianas empresas (se beneficiarán un total de 150 pymes).

En este programa, que cuenta con el asesoramiento del INCIBE, podrán participar aquellas pymes que hayan sufrido algún tipo de ciberataque o que estén preocupadas por la ciberseguridad de sus sistemas. El formulario de solicitud estará disponible en la página web de EOI. Para más información, se puede visitar la página web de la Estrategia Nacional Industria conectada 4.0.

Sin duda, los ciberriesgos son un problema real que afecta a cualquier su negocio, con independencia de su tamaño. Pero en el caso de las pymes, puede llegar incluso a comprometer su continuidad. En Cobertis, podemos ofrecerte las mejores soluciones para que asegures tu empresa ante este tipo de incidentes. ¡Contacta con nosotros y te asesoraremos!

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies