¿Cómo serán las oficinas post-Covid? 

Blog > Empreses > ¿Cómo serán las oficinas post-Covid? 

Después de casi seis meses de teletrabajo, este mes de septiembre muchos trabajadores han vuelto a reincorporarse presencialmente. Ahora bien, tal y como insisten los expertos y las autoridades sanitarias, toda precaución es poca para evitar nuevas transmisiones. Pero, ¿cómo se están adaptando las empresas? ¿Qué medidas están tomando para garantizar un retorno seguro?

En general, la mayoría de corporaciones han tenido que adaptar sus espacios y elementos para evitar cualquier riesgo. En este proceso es importante: que cada negocio conozca y cumpla las normas específicas de su sector, recurriendo, si es necesario, a expertos en prevención de riesgos laborales, patronales o asociaciones específicas de su ámbito.

Adaptar la oficina, esencial para proteger a los empleados

Sin duda, en estos momentos, garantizar la seguridad de los empleados es fundamental. La plantilla, ahora más que nunca, tiene que trabajar sin miedos e incertidumbres. En este sentido, hay que hacerlos partícipes de las nuevas medidas de seguridad y proporcionarles el equipamiento y los materiales necesarios para protegerse.

Facilitarles mascarillas, solución hidroalcohólica, EPIs o garantizar la distancia de seguridad, de al menos dos metros entre las personas… Estas son las principales recomendaciones para evitar la transmisión entre el equipo y los clientes. En este sentido, la señalética también puede ser de gran ayuda para las empresas. Permite indicar los puntos de entrada y salida, distancias de seguridad, puntos de espera, aforos de salas de reuniones e, incluso, la circulación correcta para las instalaciones de la misma.

Mantener una comunicación fluida entre los trabajadores

Ahora bien, respecto a garantizar las separaciones entre trabajadores, hay oficinas que les resulta imposible poder llevarlo a cabo. En estos casos, la mayoría han optado por instalar mamparas y separadores físicos entre los puestos de trabajo. De hecho, se ha convertido en uno de los elementos más identificativo de los centros de trabajo o establecimientos post-Covid.

Así pues, nos encontramos ante un nuevo diseño de oficina, muy diferente de aquel que estábamos acostumbrados. Anteriormente, se caracterizaba por un predominio de la idea de planta abierta con espacios absolutamente diáfanos para mejorar el rendimiento y la comunicación entre los trabajadores. Pero, ahora, el reto es cumplir la nueva exigencia de distanciamiento social, ofreciendo herramientas para que la interacción se pueda mantener.

En esta línea, algunas de las soluciones para garantizar una buena comunicación entre los empleados, como ya decíamos, pueden consistir en la instalación de mamparas que permitan interactuar, redistribuir el mobiliario para generar nuevos flujos… También, es importante utilizar las salas de reuniones o espacios de socialización respetando las distancias, reduciendo la densidad y empleando soluciones de equipamiento polivalente, entre otros aspectos.

Ahora bien, en todo este proceso de acondicionamiento hay un aspecto clave: la flexibilidad. Como sabemos la situación puede cambiar, se puede producir un incremento de rebrotes con la consiguiente aplicación de medidas restrictivas, etc. Por ello, es importante que los espacios de trabajo sean adaptables con el mínimo esfuerzo e inversión posibles. De lo contrario, pueden suponer un esfuerzo económico muy importante, especialmente, para las pymes.

La importancia de una buena higiene

Aparte de reformular la oficina y reducir el contacto entre personas o superficies (como muebles, cerraduras de la puerta, identificación por huella dactilar o ascensores) es muy importante llevar a cabo una buena higiene y desinfección del espacio de trabajo. Además de emplear productos de limpieza como la lejía u otros recomendados, también hay una correcta ventilación de los espacios y una buena gestión de los residuos.

Preferible una vuelta por turnos

Para evitar aglomeraciones y la coincidencia de toda la plantilla, muchas empresas han impulsado los turnos rotativos y progresivos de presencialidad. Es decir, los trabajadores se han ido incorporando paulatinamente. Además, algunas empresas han retrasado la incorporación de las personas con problemas de salud o bien, de aquellas que conviven con pacientes con Covid-19.

En este contexto, también se plantea la posibilidad de fichar telemáticamente. Es decir, de eliminar la huella biométrica y apostar por utilizar, cada vez más, tarjetas de acceso sin contacto e incluso aplicaciones en el móvil. También, desde los sindicatos y algunas empresas se plantea la posibilidad de establecer jornadas continuas o incluso, de cuatro días.

En definitiva, la creatividad, la tecnología y sobre todo, la responsabilidad colectiva son esenciales para garantizar la seguridad de los trabajadores y los clientes a las empresas. Además, en Cobertis os ofrecemos los mejores seguros de salud colectivos para daros la protección y tranquilidad necesaria en estos momentos. En caso de querer obtener más detalles sobre este tipo de pólizas, ¡no dude en contactar con nosotros!

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies