¿Eres autónomo o autónoma? Te interesa ahorrar de cara a tu jubilación

Blog > Empreses > ¿Eres autónomo o autónoma? Te interesa ahorrar de cara a tu jubilación

Uno de los hándicaps de los trabajadores autónomos es llegar a su jubilación con una pensión digna. Según estimaciones de asociaciones del sector como UPTA, la pensión media de los trabajadores por cuenta propia es 420 euros más baja que la de los empleados asalariados. De hecho, dependiendo del régimen, la diferencia puede llegar a ser de hasta 540 euros.

Por lo tanto, si trabajas por tu cuenta, es del todo recomendable que empieces a ahorrar de cara a tu retiro lo antes posible. Según los expertos, habría que planificar el ahorro para complementar tu futura pensión, tan pronto como te incorpores al mercado laboral.

Lógicamente, cuanto antes empieces a ahorrar, menos esfuerzo deberás hacer posteriormente. Además, no sólo es importante empezar temprano, sino escoger adecuadamente el plan, comprobar en qué activos invierte y adaptar la estrategia a la edad.

En este sentido, los seguros de ahorro son una de las mejores soluciones para complementar tu pensión pública. Por este motivo, son uno de los productos que más han crecido en los últimos años, convirtiéndose en una de las opciones en las que más confían los españoles a la hora de invertir su dinero pensando en el día de mañana.

Varias formas de economizar, a través de un seguro de ahorro

Tradicionalmente, las pólizas de ahorro se han caracterizado por ser un producto de perfil conservador, con un bajo riesgo y una rentabilidad limitada. Pero, en los últimos años, gracias sobre todo a los PIAS y los Unit Linked, se ha producido un importante cambio de paradigma. Es decir, han surgido varias iniciativas para aumentar su rentabilidad y el riesgo que asumen. El resultado es que, hoy en día, puedes encontrar en el mercado una amplia gama de seguros de ahorro para toda una diversidad de perfiles.

Así pues, existen muchas opciones para invertir en seguros, cada una con sus propias características, aunque con un denominador común: se realizan a través de un seguro de vida. Es decir, en caso de fallecimiento del titular, el ahorro, los intereses y un capital adicional pasaría a los beneficiarios.

Partiendo de esta premisa, aprovechamos para recordarte cuáles son las opciones de ahorro más habituales. En primer lugar una de las más conocidas son: los Planes de Previsión Asegurados (PPA), un producto que comparte las mismas ventajas que un plan de pensiones a la renta -aunque este año la aportación máxima de los planes de pensiones individuales con derecho a deducción en el IRPF se ha reducido de 8.000 a 2.000 -, con el punto fuerte que el dinero que inviertes están asegurados. Es decir, con un PPA recuperarás toda la inversión inicial, lo que no vas con un plan de pensiones.

Por otra parte, también están los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS), que son seguros de previsión a largo plazo, con las que puedes invertir en diferentes activos, como renta variable. Otras opciones son los planes de ahorro 5, que se denominan Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP) en su formato de seguros de ahorro y son una variante de los PIAS, con mejor fiscalidad si se mantiene la inversión cinco años. Se puede cobrar en forma de capital y además, te garantiza que a la finalización de la misma, al menos recuperarás el 85% del dinero que has invertido, aunque hay modalidades que te pueden garantizar más. Al igual que en el PIAS, podrás disponer del dinero antes de los cinco años, pero en este caso perderás la ventaja fiscal que tiene asociada.

Tampoco nos podemos olvidar de otros vehículos de ahorro como los Unit linked, que vienen a ser como una póliza de vida que invierte en fondos de inversión y las rentas vitalicias, en las que se invierte un capital inicial y se obtiene una renta mensual garantizada el resto de la vida.

¿Qué fórmula te conviene más?

Sin duda, el seguro de ahorro te ofrece la posibilidad de obtener una rentabilidad adicional para tu dinero, eligiendo el riesgo que estás dispuesto a asumir para los mismos. De modo que en función de si priorizas ventajas fiscales, liquidez o rentabilidad, te decantarás por una opción u otra.

Si no te gustan los altibajos, seguramente elegirás opciones que ofrecen un tipo de interés predefinido como los PPA. Pues, te aportan la seguridad de saber el rendimiento que obtendrás con la garantía de una entidad aseguradora y están supervisados ​​por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones española.

En cambio, si estás dispuesto a asumir un cierto riesgo a cambio de mejores resultados, te pueden interesar otras modalidades como los Unit linked, donde el riesgo queda abierto en función de las inversiones, y te dan una mayor flexibilidad.

En definitiva, a la hora de elegir un seguro de ahorro se deben tener en cuenta muchos aspectos y no es una tarea sencilla. Por ello, es fundamental contar con un asesoramiento profesional. En Cobertis, estamos a tu lado para ayudarte a elegir el producto más adecuado en función de tus necesidades y situación personal, porque queremos que disfrutes de la jubilación que mereces.

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies