¿Cómo afectará el Brexit a tu negocio? 

Blog > Empreses > ¿Cómo afectará el Brexit a tu negocio? 

Tres años y medio después del referéndum, durante el cual, el Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea (UE), el Brexit ha formalizado. Aunque el pasado 31 de enero se hizo público, de momento UK continuará vinculado a las normas y estructuras de la UE hasta el 31 de diciembre de 2020.

En estos 10 meses de transición, ambas partes deberán negociar cómo será su futura relación. Hoy en día, aún hay más incógnitas que certezas sobre cómo evolucionará todo. Pero, de momento lo que está claro es que esta desconexión impactará en la actividad empresarial española y de toda Europa. Especialmente, afectará a las pequeñas empresas que se dediquen a la exportación o importación de bienes británicos.

A estas alturas, las relaciones comerciales continúan y continuarán exactamente igual. Pero, como hemos comentado a partir de la fecha límite del 31 de diciembre -fecha prevista para la salida real- cambiará la situación y puede llegar a afectar en mayor o menor medida a las empresas, en función de si la salida se hace ‘con o sin acuerdo ‘.

Sin duda, el peor escenario es que sea un Brexit duro, es decir, que no se haga pactada. En este caso, el Reino Unido se convertiría en un país tercero. Es decir, no se establecería ningún tratado de bilateralidad. Todo ello implicaría aduanas, aranceles, impuestos… A diferencia de otros países como EEUU o Suiza -que no forman parte de la UE, pero que sí tienen acuerdos arancelarios, de libre comercio, etc.

Así pues, en función de si se produce un Brexit duro o blando, la afectación que pueden sufrir las empresas puede ser más o menos importante. Pero, situándonos en la situación más adversa, ¿qué pasaría si no hay acuerdo? ¿Cómo afectaría a los negocios que exportan al Reino Unido?

Aspectos a tener en cuenta si exporto en el Reino Unido

En caso de producirse un Brexit duro, la afectación puede ser muy grave para cualquier tipo de empresas; pero, como hemos comentado, las pequeñas son las que más sufrirían las consecuencias. Una salida a la tremenda, de entrada, tendría implicaciones en aduanas, IVA e impuestos especiales.

En cuanto al IVA, los envíos al Reino Unido dejarán de considerarse entregas intracomunitarias y se convertirán en exportaciones. En este sentido, será UK quien aplique su propia normativa al respecto.

También cambian los trámites, ya que cualquier envío se convertirá en una exportación a un tercer país y deberá abonar los impuestos especiales que correspondan. Además, esto implica que habrá que hacer una declaración de exportación. Una vez en el destino, el paso por la aduana británica también será menos ágil y puede que incluso sea necesario volver a pagar impuestos.

Así pues, con tantos impuestos, en caso de empresas grandes o multinacionales les saldría más a cuenta deslocalizar y crear allí sus unidades de producción para vender en UK. Pero, claro, eso son unos costes muy elevados que un autónomo o pequeña empresa no puede asumir. Por lo tanto, seguramente se verían obligados a cerrar sus sucursales inglesas.

¿Y si importo productos del Reino Unido?

Pues, en este caso tampoco te librarás del aumento de la carga burocrática. Tendrás que presentar una declaración de entrada de tus productos o servicios, una declaración aduanera y otra de depósito temporal. Además, los bienes importados se les aplicarán los aranceles que correspondan, y en algunos casos, será necesario conseguir una licencia concreta de importación.

Además, también se les aplicará IVA a los productos que no se consideran una adquisición intracomunitaria. A esto hay que añadir el pago de impuestos especiales siempre que sea pertinente y la posibilidad de tener que dar de alta en el registro e identificación de operadores económicos.

En cambio si se produce un Brexit blando, se eliminarían muchos de estos trámites y se limitaría el impacto económico de la ruptura. Actualmente, todavía no sabemos exactamente cómo iría todo. A estas alturas todo son especulaciones; no sabemos si habrá acuerdo y en caso de haber qué tipo será…

En definitiva, si eres un emprendedor o tienes una pequeña empresa que compra o vende en el Reino Unido es importante que estés bien informado sobre cómo va evolucionando todo. Además, contar con un buen seguro para tu negocio es clave para estar protegido ante cualquier imprevisto. En caso de dudas, en Cobertis te podemos asesorar sobre las mejores pólizas.

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies