¿Cómo escoger el seguro más adecuado para nuestra mascota?

Blog > Particulars > ¿Cómo escoger el seguro más adecuado para nuestra mascota?

Los animales domésticos regalan ratos entrañables e inolvidables a toda la familia. Afecto, compañía, momentos divertidos… Todo ello hace que los vínculos afectivos entre nosotros y ellos se estrechen, y que acaben convirtiéndose en un miembro más de la unidad familiar. En este sentido, cabe destacar que cada vez nos preocupa más su salud y bienestar. Por eso en España, donde cuatro de cada 10 hogares tienen al menos un animal de compañía, se prevé que productos como el seguro de mascotas crezcan de forma considerable en los próximos años. Aunque, de momento, todavía estamos lejos de nuestros vecinos comunitarios. Nos referimos, por ejemplo, países como el Reino Unido, donde uno de cada cuatro animales domésticos están asegurados.

Aparte de preocuparnos por su atención y asistencia, sin duda, tener un animal de compañía implica asumir una serie de responsabilidades. Cuando adquirimos un perro o un gato automáticamente debemos cumplir diversas obligaciones que van desde su cuidado (vacunación, desparasitaciones, limpiezas bucales, pruebas diagnósticas, tratamientos…) hasta ser responsables de sus actos y de los daños materiales o personales que puedan causar. Además, aunque este tipo de pólizas son opcionales en España, hay que recordar que en el caso de los perros PPP (perros potencialmente peligrosos) es obligatorio contar con un seguro específico de Responsabilidad Civil. Como nuestra póliza RC Perros con amplias coberturas de daños y perjuicios, defensa jurídica, entre otros.

La asistencia veterinaria, el servicio más solicitado

Todo ello, tanto los posibles destrozos que pueda ocasionar, por ejemplo, en el piso del vecino como los gastos del veterinario pueden llegar a desestabilizar la economía familiar. En nuestro país gastamos una media de 1.000 euros anuales en nuestras mascotas y un tercio de este presupuesto se destina a su asistencia veterinaria. Con un seguro para mascotas se minimizarían estos costes. Además, no sólo ahorraremos en las visitas habituales y de control sino que, en caso de tener que afrontar una enfermedad más grave e inesperada, que requiera tratamientos específicos o un ingreso hospitalario, podremos ver reducido el coste de las facturas de forma notable.

Como vemos, los tiempos están cambiando. Hasta ahora, la atención a los animales de compañía se ofrecía como una cobertura opcional dentro del seguro del hogar, con posibilidad de contratar los gastos veterinarios por accidente. Pero, desde hace unos años, el mercado se pueden encontrar diversos productos específicos, cada vez más completos. De hecho el seguro más básico incluye, al menos, una visita anual gratuita. Dependiendo del tipo de póliza y del estado de salud de la mascota, puede cubrir más o menos gastos. Las coberturas más habituales son:

  • Asistencia veterinaria. Con revisiones para prevenir y diagnosticar patologías, siempre cuidando y velando por la calidad de vida de nuestras mascotas. Además, puede llegar a cubrir todos los gastos por accidente o enfermedad.
  • Pérdida o robo. ¿Qué pasa si se pierde o te roban tu perro? Pues que gracias a nuestro seguro dispondremos de recursos económicos para agilizar su búsqueda y su recuperación, una vez le hayamos encontrado.
  • Responsabilidad Civil. Como hemos comentado, sólo es obligatoria en algunas comunidades autónomas y para los propietarios de perros considerados potencialmente peligrosos. Sin embargo, como ya hemos mencionado, siempre es recomendable por los posibles daños a terceros que pueda ocasionar nuestro amigo peludo. Por ejemplo: si daña la alfombra situada frente a la puerta del piso de nuestro vecino, las macetas de jardín…
  • Cuidar cuando no podemos. En caso de que temporalmente no nos podamos ocupar de nuestros queridos amigos, como por ejemplo, si nos tenemos que someter a una intervención quirúrgica; en este caso, el seguro se encargará de asumir los costes para proporcionarles un alojamiento y la atención necesaria hasta que volvamos a estar en condiciones de asumir de nuevo su cuidado.
  • Decesos. Algunas pólizas también incluyen esta cobertura, incluyendo una indemnización en caso de muerte del animal que permite al propietario hacer frente a los gastos de entierro o incineración.

Además, se está observando una tendencia creciente: una mayor preocupación por la prevención. Muchas pólizas, conscientes de ello, están introduciendo servicios de carácter preventivo para mascotas, al igual que en los productos de salud para personas. Por ejemplo: visitas mediante un cuadro veterinario para recibir asesoramiento para tratar a tiempo ciertas enfermedades o conductas, etc.

¿Estáis interesados? Os recomendamos que os asesoréis con profesionales expertos como nuestros corredores, para que podáis elegir el seguro más adecuado. En Cobertis somos conscientes de lo que significa para vosotros vuestro animal de compañía. Por ello, en nuestro market encontraréis nuestro seguro RC para perros. Con él, vuestro fiel amigo contará con la protección que se merece. En caso de querer conocer más detalles, no dudéis en contactar con nosotros.

 

 

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies