¿Cómo nos afectará la vuelta a la normalidad después del confinamiento?

Blog > Particulars > ¿Cómo nos afectará la vuelta a la normalidad después del confinamiento?

Desde el 4 de mayo, el Gobierno está dando pequeños pasos hacia una desescalada para poner punto final al confinamiento. De momento se han fijado 4 fases, de la 0 a la 3, con un ritmo diferente en cada provincia o isla, en función de su situación sanitaria y epidemiológica.

Así pues, algunas zonas avanzarán antes que otras hacia la fase 1 y sucesivas. Las fechas podrán variar, pero según el Ejecutivo la intención es que se extienda como máximo hasta finales de junio, justo antes de que empiece la temporada fuerte del verano.

Ahora bien, ¿será fácil volver a recuperar nuestro día a día y rutinas después de más de ocho semanas confinados? ¿Tendremos miedo a volver a salir a la calle? ¿Qué implicaciones psicológicas puede tener? Pues, seguramente la mayoría de personas experimentarán miedo a contagiarse o incluso, ansiedad al salir de casa. Ante esta situación, psiquiatras y psicólogos lanzan un mensaje tranquilizador: es normal sufrir ansiedad después de casi dos meses de confinamiento.

Sin duda, la crisis del Covid-19 ha tenido un gran impacto en la población, que mientras desconoce que pasará con su futuro laboral y familiar; cada día lee, escucha o ve en las noticias que siguen muriendo muchas personas.

El gran impacto psicológico de la crisis del Covid-19

Este difícil contexto afecta nuestra salud mental. En primer lugar, porque ha sido muy inesperado. En febrero, nadie podía imaginar que en marzo sufriríamos una pandemia y se declararía un estado de alarma que tendría la población confinada en su casa. Y en segundo, por el desconocimiento de todo. Llevar tanto tiempo cerrados es una experiencia nueva para la mayoría y puede generar varios conflictos. A esto se le debe añadir cómo influye en el ánimo de las personas las cifras de muertos, que gracias a la gran labor del personal sanitario y al confinamiento de la población, vemos como poco a poco se van reduciendo.

La mayoría de psicólogos embargo, advierten que durante la vuelta a la nueva normalidad es muy probable que se produzca un repunte de pacientes con problemas de salud mental. Por un lado, pueden ser trastornos provocados directamente por el confinamiento y por otro, puede que ya estuvieran antes y ahora vuelven a aparecer con más fuerza.

Para evitar en la medida de lo posible la angustia que se puede experimentar cuando tenemos que volver a reactivarnos; es importante que aprendamos a gestionar el malestar que sentimos, durante el confinamiento y la desescalada. Es decir, tenemos que intentar ver esta situación como una posibilidad para evolucionar y recuperar la vida que llevábamos antes de todo esto.

Vivir el duelo tras la pérdida de un ser querido

Desgraciadamente, son muchas familias que han perdido a algún familiar o conocido durante este confinamiento. En ellos se debe hacer especial énfasis porque son más vulnerables psicológicamente. Además, como sabemos, para evitar contagios no han podido estar junto a sus seres queridos en el último momento para poder despedirse de ellos. Precisamente, esto tiene una gran repercusión en su estado de ánimo, ya que es muy duro y triste no haberse podido despedir de las personas que aman de la manera que siempre se hace.

Los síntomas más frecuentes

Como ya hemos ido comentando, el trastorno de ansiedad será el síntoma más común durante la desescalada. Se puede manifestar de dos formas: como la sensación de estoy bloqueado y no sé qué hacer o por el contrario, me pongo a hacer de todo y entonces me siento mejor.

También, se puede producir un ligero incremento de los trastornos obsesivos-compulsivos que no dejan de ser un trastorno de ansiedad. A la par, también se observa un aumento de una desconfianza obsesiva, provocada por el distanciamiento social. En cuanto al miedo a contraer la enfermedad, puede haber gente que evite salir a la calle para no enfrentarse a algo que no se puede ver, como es el virus.

¿Quiénes serán los más afectados?

¿A quién le pasará más factura este tipo de trastornos? Seguramente, los sanitarios serán una parte de la población muy afectada. Hace mucho tiempo que están en primera línea y han podido quedar conmocionados por la cantidad de pacientes que han muerto, así como de compañeros.

Asimismo, otro sector implicado será el de las personas que ha sufrido o sufren problemas de salud mental, ya que es muy posible que sufran un agravamiento de sus enfermedades. En cambio en la otra cara de la moneda, los menos afectados serían los niños y niñas, ya que suelen ser fuertes psicológicamente y tienen una capacidad de adaptación extraordinaria.

En definitiva, para poder reanudar nuestras vidas con un buen estado emocional y mental es importante que sepamos gestionar bien nuestros sentimientos y emociones antes, durante y después del confinamiento. Trabajar bien lo que sentimos durante esta etapa, nos ayudará a superarlo todo mejor.

En Cobertis queremos que mantengas tu salud en excelente estado en estos momentos tan complejos. Por ello, ponemos a tu disposición las mejores coberturas en asistencia sanitaria. Ahora más que nunca, queremos continuar estando a tu lado. Infórmate con nosotros.

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies