Consejos para cuidar nuestra salud en otoño

Blog > Particulars > Consejos para cuidar nuestra salud en otoño

Aunque parece que las temperaturas aún no han bajado en exceso, la llegada del otoño, el inicio del curso escolar o las múltiples actividades en lugares cerrados, suelen comportar que nuestra salud y la de los más pequeños, quede resentida.

Cuidar de ella no es algo que debamos hacer solo en determinadas épocas del año, pero sí es cierto que en momentos de cambio de estación, hay señales que nos indican que debemos tener un poco más de cuidado con nuestros hábitos y los de nuestra familia.

Por ello hoy os traemos algunos consejos que podemos llevar todos a la práctica para que el otoño no pase factura a nuestra salud:

  • Adaptarse a los cambios de temperatura. Es un hecho, por la mañana refresca, a mediodía las temperaturas suelen ser aún suaves y por la noche vuelven a caer. Con estos cambios de temperatura, es normal que tengamos los primeros resfriados. Por ello, lo ideal es vestirse, y vestir a los niños, con distintas prendas o por capas, para poder adaptarnos a la temperatura durante el día. Pasar frío o, por el contrario, sudar en exceso, son motivos suficientes para acatarrarse.
  • Mantener una vida activa. Seguir con el ejercicio que empezamos en septiembre o que dejamos aparcado durante el verano, nos ayudará a mantener nuestro cuerpo activo. El ejercicio permitirá tonificar tu cuerpo y activar la circulación, permitiendo un buen sueño y así, aumentar el bienestar mental y físico.
  • Seguir una dieta sana y equilibrada. Parece obvio, pero a veces la llegada de la rutina, la vuelta al trabajo, los extraescolares y la vida familiar provocan que tengamos menos tiempo para cocinar bien. Una práctica que recomendamos es hacer la compra una vez por semana y dedicar un tiempo en preparar y organizar el menú semanal. De este modo, nos aseguraremos una dieta equilibrada y sana para todos los días de la semana. 
  • Incrementar el consumo de vitamina C. En relación con el punto anterior, consumir alimentos altos en vitamina C reforzará nuestro sistema inmunológico. Algunos alimentos ricos en esta vitamina son el brócoli, espinacas o coliflor y frutas como el kiwi, melón, mango, papaya, piña o naranjas.
  • Ventilar los espacios cerrados. Sí, aunque en determinados momentos refresque, es conveniente abrir las ventanas unos minutos cada día. De este modo, permitiremos que se renueve el aire y evitaremos que se acumulen bacterias. 
  • Asegurarnos de descansar bien. Otro consejo que parece obvio pero cuesta más de llevar a la práctica de lo que creemos. En ocasiones, el estrés, el ritmo de vida y la rutina no nos permiten dormir las horas necesarias ni hacerlo cualitativamente. Por ello, irse a dormir pronto o desactivar los dispositivos electrónicos, nos ayudarán a conciliar mejor el sueño y darle a nuestro cuerpo el descanso que necesita.

Estos son solo algunos consejos que llevar a cabo para evitar que la transición al invierno afecte nuestra salud y la de nuestros hijos/as. Si aún así, queréis un extra en tranquilidad y protección, contar con un seguro de salud es nuestra última recomendación (en este artículo os contamos sus beneficios.)

Si queréis más información, no dudéis en contactarnos, porque ahora podéis tener hasta un 20% de descuento en su contratación (hasta el 01/01/2023).

 

 

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies