Las 10 coberturas más desconocidas de tu seguro de hogar

Blog > Particulars > Las 10 coberturas más desconocidas de tu seguro de hogar

A pesar de que en España, tres cuartas partes de las familias aseguran su vivienda, según datos del portal Estamos Seguros, todavía hay muchas personas que desconocen todas las coberturas que les ofrece su póliza del hogar. Es decir, las más típicas, como las de Responsabilidad Civil, incendios, daños por agua o daños eléctricos en el hogar son conocidas por la mayoría. Pero, en cambio, hay toda una serie de situaciones que también están cubiertas, pero que no lo sabemos y, consecuencia de ello, desaprovechamos la posibilidad de exigir determinadas asistencias a las aseguradoras.

Precisamente, en la mayoría de casos, los motivos por los que no aprovechamos las condiciones de nuestras pólizas están relacionados con que no acostumbramos a leer los contratos ni su letra pequeña o también, puede ocurrir que se nos olvide lo que queda incluido o no en el condicionado. En este sentido, volvemos a insistir en la importancia de la figura del corredor. Como profesional experto e independiente, siempre nos informará y aclarará las características de nuestro contrato.

Servicio de bricolaje, robos en la calle, asistencia informática… Algunas de las que menos conocemos

En esta ocasión, queremos aprovechar para destacar aquellas coberturas que fácilmente se nos pueden pasar por alto:

Accidentes personales. Dentro de nuestra póliza tenemos la opción de incluir una cláusula de accidentes personales domésticos, que nos mantendrá protegidos si sufrimos una caída dentro de la vivienda, tropezamos en la bañera, nos cortamos con un cuchillo… Ojalá no nos sucedan estos contratiempos, pero esta cobertura suele ser de gran ayuda ante cualquier accidente casero y, lamentablemente, ocurren con más frecuencia de lo deseable.

Atracos en la calle. Si se producen robos con violencia e intimidación, los seguros del hogar devuelven el dinero hasta un límite y también objetos de valor, como relojes. Algunas pólizas cubren los gastos derivados del trámite de documentos. A veces, también se incluye el hurto, menos si éste se ha producido en un cajero, ya que en este supuesto, sería necesario que se hiciera cargo el seguro de la tarjeta bancaria.

Servicio de bricolaje o manitas. Esta cobertura suele tener un límite de horas de mano de obra para pequeñas reparaciones o tareas de mantenimiento del hogar. Dentro de este apartado, también se puede ofrecer la reparación de electrodomésticos en un paquete que contempla el desplazamiento, el tiempo de trabajo y las piezas de recambio.

Bienes refrigerados. Se cubren los daños que sufran los alimentos que tengamos en la nevera o congelador de la vivienda por una subida o bajada accidental de la temperatura de la nevera o congelador; avería de la nevera, congelador o las instalaciones eléctricas de la vivienda; fugas o derrames imprevisibles del refrigerante del congelador o frigorífico; y cortes de suministro de luz durante más de seis horas seguidas.

Asistencia informática. Hoy en día, este servicio mayoritariamente está garantizado en buena parte de los seguros del hogar. Se incluyen tareas como la recuperación de datos de la computadora, la configuración de sistemas informáticos, la realización de copias de seguridad, el formateo del ordenador o la instalación de programas de control parental.

Protección ante la violencia digital a menores. Como sabemos, la intimidad de los menores puede estar en riesgo ante la irrupción de las nuevas tecnologías. Por ello, muchas pólizas se hacen cargo del borrado de la huella digital, en caso de querer eliminar la información que se tiene en la red por daños económicos o psicológicos. Una cobertura que permite tanto el rastreo como la supresión de datos.

Reparación del móvil. No es la cobertura más frecuente, sin embargo, algunas pólizas incluyen la reparación de la pantalla del teléfono móvil. Además, hay seguros que se encargan de proteger el terminal en caso de robo, garantizando la localización del mismo e incluso su bloqueo.

Gastos sanitarios en el extranjero. Las modalidades más completas de estos seguros posibilitan la asistencia en viajes. En este sentido, se incluyen los gastos por enfermedad o accidente en el extranjero, así como el envío de medicamentos o los costes de localización y salvamento en caso de ser necesario.

Animales de compañía. Esta cobertura ofrece protección a las mascotas (generalmente, perros y gatos) que viven con nosotros. Además, dentro de nuestro seguro se ofrece la protección por Responsabilidad Civil. Esto quiere decir que nuestra aseguradora nos protegerá frente a los daños que el animal pueda causar a terceras personas. Por ejemplo, si nuestro amigo de cuatro patas se cuela en la propiedad de nuestro vecino, rompe algo o produce algún desperfecto, nuestra póliza se encargará de reparar cualquier daño.

Desinfección de plagas. Poca gente sabe que las pólizas del hogar cubren el tratamiento de plagas. Sin embargo, esta garantía no la contemplan todos los seguros y está limitada a dos o tres intervenciones al año. En las comunidades de vecinos, algunas incluyen dos visitas al año, de forma preventiva, para inspeccionar las zonas comunes del edificio y descartar la presencia de insectos.

En definitiva, tu seguro del hogar te ofrece toda una serie de garantías muy amplias para garantizar tu seguridad y la de tu familia. En caso de dudas sobre la póliza que más te conviene, en Cobertis estamos a tu disposición para informarte y asesorarte sobre el producto que realmente necesitas.

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies