Las tres coberturas básicas para afrontar accidentes graves en una empresa

Blog > Empreses > Las tres coberturas básicas para afrontar accidentes graves en una empresa

El 15 de enero, hace poco más de un mes, se produjo una fuerte explosión en el polígono petroquímico sur, en La Canonja (Tarragona) que se saldó con tres muertos y varios heridos. Ante este grave accidente, se investigó IQOXE, la empresa de Industrias Químicas del Óxido de Etileno encargada de gestionar la planta.

Entre los muchos interrogantes que se pusieron sobre la mesa, sobre la seguridad del recinto, los protocolos de aviso con sirenas que no sonaron a tiempo… También había la duda sobre si tenían los seguros adecuados. Todo apunta a que sí tenían pólizas, pero con primas y coberturas muy bajas.

Inevitablemente, los accidentes en la industria suceden y precisamente no son económicos. Según datos de Unespa, los incidentes graves ocasionan unos 3.000 millones de euros en pérdidas cada año, que son absorbidos precisamente por las aseguradoras, garantizando así la continuidad de la actividad de la empresa.

Seguros imprescindibles para toda compañía

Pero, ¿qué seguros son fundamentales para estar cubiertos ante cualquier contratiempo? Actualmente, en el mercado existen muchas pólizas para que tu empresa esté protegida frente a una amplia gama de siniestros. Ahora bien, hay tres seguros que sí o sí toda compañía o industria debe tener contratadas, independientemente del sector al que se dedique:

  • Seguro de Responsabilidad Civil (RC). Esta cobertura protege a nuestra empresa ante los daños a terceros ocasionados tanto a clientes como empleados-, en el desarrollo de nuestra actividad empresarial o comercial. Es totalmente recomendable contratarla.
  • Seguro de daños. Aunque, normalmente, se contraten pólizas multirriesgo (cubren conjuntamente daños y responsabilidad civil, además de otras garantías) es fundamental contar con este seguro. Incendio, robo, daños por agua … Son coberturas que necesitaremos para cubrir los siniestros que puedan producirse y que dañen nuestras instalaciones o nuestras mercancías.
  • Seguro de accidentes colectivos. Los convenios colectivos de la mayoría de las empresas les obligan a proteger a sus empleados ante accidentes. Por ello, contar con un seguro de estas características, además de garantizarte un plus de tranquilidad y seguridad, hace que cumplas con la legislación vigente. Te recomendamos que te asesore un corredor en la contratación de este tipo de póliza, ya que los convenios se actualizan (en capitales y / o coberturas) y hay que contar con una cláusula especial que establezca que los capitales se actualizan automáticamente para cumplir, en todo momento, con lo estipulado en el convenio.

Como hemos comentado, aparte de estos seguros indispensables, también puedes ampliar la protección de tu corporación con otras pólizas de gran utilidad. Como por ejemplo: la de Responsabilidad Civil de Consejeros y Directivos (D&O), que protege tu patrimonio personal como director o responsable de una empresa ante reclamaciones o demandas de terceros; el seguro de crédito, el seguro colectivo de salud, de ciberriscos, entre otros.

En definitiva, disponer de los seguros adecuados es totalmente necesario para garantizar el buen funcionamiento de tu compañía. En Cobertis, te ayudamos a elegir las pólizas a medida de tu empresa para asegurarnos de que los riesgos en que incurra sean los mínimos. ¡Infórmate con nosotros!

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies