No esperes más y hazte un plan de pensiones

Blog > Particulars > No esperes más y hazte un plan de pensiones

Constantemente, aparecen noticias en los medios de comunicación advirtiendo que la sostenibilidad del sistema público de pensiones está en peligro. Ante estas afirmaciones, muchas personas, de entre 30 y 40 años, se preguntan: ¿tendré pensión cuando me jubile? La cuestión importante no es tanto si habrá pensiones para todos, si no cuál será el importe que tendremos en un futuro.

Sin duda, no se puede obviar una realidad demográfica: cada vez hay más pensionistas y menos cotizantes. Tanto es así que el fondo de la Seguridad Social, la llamada ‘hucha de las pensiones’ se está vaciando: ha pasado de tener 67.000 millones de euros en 2010, a 7.500 millones de euros a finales de 2017.

Estos datos confirman con toda probabilidad, que las pensiones serán cada vez de menor cuantía. Por lo tanto, si queremos mantener nuestro nivel de vida, no queda más remedio que aumentar nuestro ahorro privado para complementarlas. Ante este escenario, ¿a qué esperas para abrirte tu plan de pensiones?

Una de las dudas habituales, antes de contratar este producto de ahorro, suele ser la relacionada con la edad. ¿Cuando empiezo? ¿Tengo que ser mayor de 30 o de 40 años? Pues, según los expertos, lo más aconsejable sería empezar a planificar la jubilación en el mismo momento en que se empieza a trabajar. Cuanto antes lo hagas, menor será el esfuerzo que tendrás que hacer en un futuro, no sólo para disponer de más años para ahorrar, sino porque a lo largo de este plazo, la rentabilidad que pueda generar este ahorro te ayudará a conseguir antes tu propósito.

Las ventajas de los planes de pensiones

Los beneficios fiscales son uno de sus principales puntos fuertes. Las aportaciones que realices al plan de pensiones pueden desgravar a la hora de hacer la declaración de la renta reduciendo la base imponible del IRPF. Es decir, este producto de ahorro permite disminuir la cuantía que se pagará a Hacienda hasta los límites establecidos por la legislación. Esta será la menor de las siguientes cantidades: 8.000 € anuales o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas.

Flexibilidad en las aportaciones. A diferencia de otros productos, no estás obligado a abonar una cantidad fija periódicamente, sino que tendrás total libertad para hacerlo en función de tu situación o objetivos. De nuevo, la flexibilidad aparece como un concepto clave, ya que es posible elegir la cuantía de las aportaciones en todo momento y optar por aportaciones esporádicas o periódicas (mensuales, trimestrales, semestrales).

¿Puedo disponer de mi dinero, en caso de necesidad? A pesar de que los planes de pensiones están pensados ​​para generar ahorro de cara a la jubilación, también es posible hacer uso de lo que has ahorrado antes de jubilarte si se produce alguno de estos casos: incapacidad laboral del titular, enfermedad grave, situación de dependencia, fallecimiento del titular, desempleo de larga duración o ejecución hipotecaria. Todo ello supone la opción de aprovechar los beneficios del plan con antelación en situaciones de urgencia. Hay que añadir que a partir del 2025 está previsto que se pueda disponer del ahorro acumulado cuando hayan transcurrido 10 años desde que se realice la aportación.

Ahora bien, si necesitas sacar tu dinero antes de tiempo, tienes que saber cómo te conviene más recibir tu dinero: en forma de renta, en forma de capital o combinando las dos opciones. Dependiendo de las características del plan, podrás recuperar tus beneficios de una sola vez, periódicamente en diferentes pagos o de ambas formas al mismo tiempo, según tus objetivos o previsiones. Es importante valorar bien la forma de rescate para minimizar la factura fiscal, dado que las prestaciones de los planes de pensiones tributan como rendimientos del trabajo en el IRPF. A grandes rasgos, conviene optar por rescatar en forma de rentas periódicas.

En definitiva, teniendo en cuenta la actual situación de inestabilidad económica y política; así como otros aspectos de carácter más social y demográfico como el envejecimiento de la población, el menor número de nacimientos… Merece la pena contar con un plan de pensiones; pues, nos proporciona ahorro fiscal y flexibilidad, cuestiones clave para asegurar nuestro futuro.

Si tienes dudas o quieres ampliar información, contacta con nosotros y te ofreceremos las mejores fórmulas de ahorro de cara a tu jubilación.

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies