Nos preocupamos más por nuestra salud 

Blog > Particulars > Nos preocupamos más por nuestra salud 

La pandemia mundial derivada del Covid-19 y el confinamiento al que estuvimos expuestos cambió nuestra normalidad, un escenario que aún no hemos recuperado totalmente. Pero ¿somos conscientes de cuál ha sido su impacto?. 

El aumento de peso, la falta de ejercicio, la sobreexposición a las pantallas y la falta de relaciones sociales, son solo algunos de los problemas que nos ha dejado la pandemia por no contar todas aquellas dolencias derivadas del propio virus. Todas estas afecciones han provocado que la sociedad tome más conciencia sobre la importancia de la salud,  así lo lo demuestra el aumento de pólizas que se han realizado desde que finalizó el confinamiento.  

Y es que, si analizamos los datos concretos que se recogen en el informe “Sanidad Privada, Aportando Valor: Análisis de la situación 2021”,de la Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), podemos observar un claro ascenso en el aumento de contrataciones de seguros de salud en 2020. De hecho, se han alcanzado los 11 millones de asegurados, lo que supone un aumento del 4.4% respecto del año anterior, destacando un 77% de los asegurados en asistencia sanitaria. Pero para obtener seguro de salud que se ajuste a las necesidades de cada uno es importante conocer qué coberturas tiene y cómo debo contratarlo 

¿En qué me debo de fijar antes de contratar un seguro de salud? 

La primera vez que vas a contratar un seguro de salud es normal que surjan varias dudas, debemos tener en cuenta algunos aspectos como las coberturas, exclusiones o primas para conocer el que mejor se adapte a nuestras necesidades. 

Lo primero que debemos valorar es el tipo de seguro que queremos contratar. Existen dos modalidades, el seguro con copago, en el que la prima mensual es más baja pero se paga una cuota por cada servicio recibido, o sin copago, en el que la prima es más alta pero incluye todos los servicios. Decidiremos el que más nos convenga según  nuestro historial médico.  

Lo más importante es conocer qué especialidades incluye y qué casos excluye el tipo de póliza que estamos contratando, ya que en caso de necesitar una cobertura concreta es necesario ponerlo en relieve y adecuar el seguro a nuestros requerimientos personales.  

Además de lo anterior, es necesario también tener en cuenta los periodos de carencia si se busca un servicio muy concreto. Éstos son, el tiempo que debe pasar desde que se contrata el seguro hasta que vas a utilizar un determinado servicio. En casos concretos es importante tenerlo en cuenta, como por ejemplo ante embarazos o la necesidad de un tratamiento especial, ya que los plazos suelen ser de 8 a 10 meses desde la contratación del mismo. 

¿Cuáles son las ventajas de un seguro privado? 

En la contratación de un seguro de salud, el beneficiario recibe una cobertura asistencial médico quirúrgica, con las condiciones acordadas en la póliza. Generalmente dicho seguro cubre también la asistencia especializada, servicio de emergencias, medicina preventiva, cirugía y rehabilitación entre otros muchos servicios. 

Una de las principales ventajas que tiene este tipo de seguros es la rapidez, tanto en la atención, con la eliminación de las listas de espera, como en las pruebas diagnósticas, realizadas en la mayoría de los casos, en la misma fecha de la consulta. 

Otra de las ventajas es la amplia red de especialistas que tiene, pudiendo el asegurador elegir aquel que más le convenga. A la hora de hospitalización o lugar de consulta, tienen la posibilidad de elegir el centro que mejor les convenga. 

Por otro lado, el seguro de salud privado ofrece la posibilidad de asistencia en el extranjero. Se trata de una cobertura internacional disponible en caso de que se requiera servicio médico urgente, este servicio es válido en la mayoría de países siempre teniendo en cuenta lo que establezca su propia póliza.  

Para finalizar las ventajas, destacar que estas coberturas básicas se pueden complementar con algunas adicionales, mejorando las condiciones ofrecidas al asegurado, como el seguro odontológico o tratamientos especiales. Todo esto sumado a la innovación tecnológica de la aseguradora, con la que podrás acceder a sus servicios e información desde su aplicación o página web para consultar, tanto citas, como resultados médicos e incluso realizar videollamadas con el especialista. 

¿Qué debo hacer para contratarlo? 

Una vez has decidido el seguro de salud privado que mejor se adapta a tus necesidades es importante conocer los pasos que tienes que realizar para contratar sus servicios. 

Cada vez son más las aseguradoras que permiten realizar la solicitud del seguro de manera online, especialmente tras la pandemia donde los trámites presenciales han disminuido..  

  • Lo primero es facilitar toda la documentación requerida, como los datos personales y el historial médico 
  • El segundo paso es completar un cuestionario médico, dejando claro si se padecen enfermedades o patologías preexistentes e intervenciones quirúrgicas pasadas. Es importante rellenarlo con sinceridad y adecuándose a la realidad del futuro asegurado, ya que de manera contraria el contrato no será válido.  
  • El último paso será la valoración de la solicitud por parte de la compañía, quien en caso de aceptarla la enviará de nuevo para la firma del contrato final. 

En COBERTIS queremos que tu salud esté siempre bien protegida sobre todo en los momentos más difíciles. Por ello te ofrecemos la mejor asistencia sanitaria, infórmate sin compromiso. 

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies