Cómo funciona una correduría digitalizada

Blog > Opinió > Cómo funciona una correduría digitalizada

Oriol Mayordomo. Socio director de Cobertis

Desde hace ya unos años se habla mucho de las corredurías digitalizadas. Un concepto que ha ido evolucionando y que se ha ido adaptando a las nuevas tendencias del sector y la sociedad.

Se empezó por una fase en la que se escaneaban hasta los correos electrónicos y hemos llegado hasta los que dicen que ya tratan a sus clientes utilizando Blockchain. Pues bien, ni tanto ni tan poco…

Una correduría digitalizada debería ser aquella en la que el cliente se pone en contacto con nuestras oficinas a través de Facebook Chat. En ese momento se crea un aviso a un gestor personal de siniestros, a producción o a administración, que se ha podido filtrar por un análisis semántico de la consulta realizada.

Dicha consulta es contestada de forma automática por un ChatBot, que si puede resuelve la duda del cliente o usuario. En función de la duda, se genera una tarificación online del servicio que requiere el cliente o se genera una oportunidad al gestor personal, que previamente ya ha sido avisado.

Estando en horario de atención al cliente, el gestor personal recibe el hilo del chat para seguir con la consulta, o realizar una llamada/correo, en función de la información de contacto preferida que tenga la correduría establecida para dicho cliente o haya preferido el usuario.

Si finalmente el cliente contrata, realiza el pago por Paypal, TPV o Domiciliación, y el sistema le envía la documentación de contratación recibida por la compañía, en el proceso automático de Emisión que tiene la correduría, mediante API o Webservices.

En dicha documentación se adjunta el welcome packcon información de la correduría, teléfonos de asistencia, servicios adicionales de los que se beneficia el cliente por ser cliente de la correduría (app, eCliente, descuentos especiales en seguros adicionales…) y toda la documentación legalmente necesaria para cumplir con las normativas de cada momento, incorporando sistemas de firma digital o evolutivos, para su validación.

Internamente, se actualiza la base de datos con los datos del cliente, el contrato, el recibo, el riesgo y con los documentos que se han generado, y se generan varios flujos de contacto, recotización y contacto comercial con el cliente, marcados por las diferentes políticas comerciales y de ISO de la correduría.

Toda la información del proceso de contacto, cotización y contratación quedan registrados en el sistema de la correduría para que cualquier gestor o responsable pueda conocer la idiosincrasia de la operación sin la necesidad de haber participado de forma directa en el proceso.

Ya no debemos hablar de digitalización, ni de nuevas tecnologías, sino de adaptar nuestros negocios a la realidad de nuestra economía y sociedad.

¿O alguien se imagina a un cliente de AMAZON tener que llamar tres veces a la tienda, esperar dos días a que le envíen el precio de una cámara, rellenar un documento de compra, firmarlo, escanearlo junto con el dni, pagar mediante transferencia (adjuntando el justificante), recibir un certificado de compra y no recibir el producto hasta 15 días más tarde? ¿Verdad que no?

Cobertis
L'autor Cobertis
No hi ha cap comentari per llegir

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies