¿Cierras en agosto? Protege tu empresa con un seguro multirriesgo

Blog > Empreses > ¿Cierras en agosto? Protege tu empresa con un seguro multirriesgo

Muchas empresas cierran unas semanas para coger vacaciones entre los meses de julio y agosto. Pero, ¿qué pasaría si mientras no estamos se produce un incendio en nuestro local, un robo o una rotura de cristales del escaparate? Todo se complicaría mucho más. Por ello, es imprescindible que antes de empezar a disfrutar de tus merecidos días de descanso, protejas tu negocio con un seguro multirriesgo.

Desgraciadamente, sea la época del año que sea, los riesgos siguen existiendo. A la hora de salvaguardar tu pyme de los mismos, puedes optar por contratar un seguro para cada uno de ellos, lo que supondría unos costes muy elevados, o bien optar por una póliza multirriesgo que unifica los posibles siniestros en un único contrato, para darte cobertura ante cualquier contratiempo.

Así pues, si eres autónomo o tienes una pequeña empresa, un seguro de estas características te interesa y mucho. De entrada, hay que destacar que incluyen coberturas comunes que protegerán tu empresa frente a los riesgos más frecuentes (un incendio o una inundación, entre muchos otros) que se producen en un establecimiento. Y por otro, también cuentan con garantías específicas relacionadas con un tipo de negocio concreto o con las características propias de la actividad que realizas.

Amplias coberturas ante cualquier imprevisto

Principalmente, estas pólizas cubren los posibles daños experimentados en el continente (local comercial en sí mismo) y en el contenido de las instalaciones de la empresa (todo lo que se almacena en su interior. Desde la maquinaria, el stock del almacén o las herramientas de uso diario, etc.). Pero, siendo un poco más concretos, podemos afirmar que sus coberturas se pueden resumir en:

  • Hurtos, robos y cualquier otra acción que tenga una repercusión negativa en la cuenta de la empresa. Estas acciones delictivas pueden ser realizadas por un empleado o por un tercero y, sin embargo, estarían cubiertas.
  • Daños imprevistos ocasionados por terceros. En el caso, por ejemplo, de actos vandálicos que supongan la rotura de los cristales de los escaparates o de las cámaras de seguridad instaladas en el exterior del establecimiento o que quemen un vehículo de tu empresa, entre otros supuestos, tu seguro multirriesgo te cubriría.
  • Desperfectos en mercancías durante su traslado y almacenamiento. Esta cobertura se refiere a daños generados en los productos a vender consecuencia de negligencias en el transporte, o de problemas imprevistos cuando ya están en el almacén. Por ejemplo, una gotera puede acabar deteriorando irreversiblemente estos artículos.
  • Reparaciones. En caso de que se dañe la maquinaria o equipamiento que usas, lo más habitual es que el seguro te incluya un servicio de asistencia durante las 24 horas.
  • Fallos eléctricos. El suministro eléctrico no es responsabilidad de tu negocio. Pero puede ocasionar graves daños en los equipos electrónicos. A veces, se produce este tipo de incidente cuando hay una subida inesperada de tensión en la red.
  • Defensa jurídica. Actualmente con tantos cambios de leyes y normativas, las reclamaciones están a la orden del día. En este sentido, es posible que recibas una demanda de un tercero o que tengas que hacer frente a un proceso judicial, porque uno de tus empleados ha sufrido una lesión en tus instalaciones o por otros motivos. En estos supuestos, tu seguro multirriesgo también te ayudaría, proporcionándote un abogado y el asesoramiento que necesites.
  • La Responsabilidad Civil, también incluida entre las coberturas de la póliza multirriesgo.

En el caso de disponer de un seguro multirriesgo también podrás incluir en el mismo la cobertura de Responsabilidad Civil de las empresas. La cual, básicamente, consiste en el pago de indemnizaciones a terceros hasta una determinada cantidad, pactada en el contrato de la póliza. Esta cuantía está destinada a reparar daños personales o materiales que hayas generado a consecuencia del ejercicio de tu actividad profesional. También abarca los perjuicios económicos derivados de los mismos.

Ventajas de los seguros multirriesgo para los negocios

Aunque no es obligatorio contratar este tipo de pólizas, sí es del todo recomendable, pues te ofrece una dosis extra de protección ante imprevistos. Sólo tienes que pensar en como un incendio o una inundación pueden perjudicar las cuentas de tu compañía. De hecho, es muy probable que si no dispones de un seguro que cubra los gastos y reparaciones, la continuidad de tu negocio pueda verse seriamente comprometida. Y más, teniendo en cuenta las pérdidas económicas que han sufrido la mayoría de empresas, con motivo de las medidas de contención de la pandemia.

En Cobertis somos conscientes de que nuestro tejido empresarial e industrial está expuesto continuamente a toda una serie de imprevistos. Por ello, te ofrecemos el seguro multirriesgo más completo, para que los contratiempos en que incurre tu empresa sean los mínimos. Se trata de un producto sencillo de contratar, que ofrece una amplia cobertura y te permite decidir qué riesgos quieres garantizar. ¡Infórmate con nosotros!

Cobertis
El autorr Cobertis
No hay comentarios para leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies