Viajar en invierno, cómo disminuir los riesgos 

Blog > Particulars > Viajar en invierno, cómo disminuir los riesgos 

Llega el frío y con él, conducir bajo adversidades climatológicas peligrosas, como grandes lluvias, nevadas, niebla o fuertes vientos. Todo ello conlleva unos riesgos para lo que nuestro automóvil debe estar preparado.  

Además, si tenemos en cuenta que aumentan los desplazamientos en determinadas fechas, como el próximo puente de diciembre aumentamos las posibilidades de accidente. Por ello, cada año la Dirección General de Tráfico (DGT) advierte en sus campañas el extremar las precauciones, pues, además, es la época del año donde anochece antes y por ende la visibilidad disminuye.  

Para ello es importante seguir una serie de consejos sencillos con los que disminuir el riesgo de accidente.  

  • Planifica la ruta. Es importante conocer el trayecto del viaje y la predicción meteorológica de esos días, así como si hay carreteras cortadas, cuáles tienen riesgo de nevada, puertos, etc., y conocer un camino alternativo para poder usarlo en caso de necesidad.  
  • Revisa tu vehículo. No solo la batería y rueda de repuesto, asegúrate de que el limpiaparabrisas elimina el agua correctamente, el climatizador funciona con función calefacción y el coche está en perfecto estado de aceite y agua.  
  • Reduce la velocidad. Especialmente ante inclemencias meteorológicas, es mejor bajar la velocidad y evitar patinazos de ruedas o el efecto acuaplanin 
  • Incluye cadenas en buen estado. Si nuestro destino va a ser para esquiar o a lugares con alta probabilidad de nieve o hielo, lo mejor es contar con unas cadenas en buen estado y conocer su utilización, de esta forma no pararemos nuestro viaje por nevadas.  
  • Aumenta la distancia de seguridad. Aunque es algo que todos sabemos, en muchas ocasiones ante situaciones meteorológicas adversas se nos olvida que la frenada necesita mayor recorrido, por lo que lo mejor es duplicar la distancia de seguridad y evitar así choques y accidentes.  
  • Pon atención a las luces. Con la disminución de horas de sol en invierno, así como la niebla, la lluvia o la nieve, la visibilidad se ve reducida, especialmente con los coches de colores más oscuros. Por esta razón es importante tener en perfecto estado las luces y utilizarlas siempre que percibamos que la visibilidad disminuye, aunque sea pleno día. 
  • Evita la velocidad crucero. Aunque es una de las mejoras que incorporan los vehículos más modernos, ante estas adversidades lo mejor es evitar la velocidad crucero y conducir de manera manual para adecuar la velocidad a la vía por la que transitemos y al tráfico y la situación del momento.  
  • Descansa. Como recoge el código de circulación los conductores deben parar cada 2 horas a descansar, pues la conducción requiere de mucha atención y es necesario estar bien descansado para no poner en peligro el viaje, ni a terceros. Si es necesario las paradas pueden hacerse cada menos tiempo, especialmente ante situaciones complicadas como fuertes lluvias, nieve o grandes vientos.  
  • Seguro de coche. Ante cualquier incidente que pueda ocurrir en nuestro desplazamiento, la mejor solución es contar con un seguro de coche que nos dé asistencia en viaje, por si nos quedamos “tirados”, nos ayude a arreglar nuestro coche en caso de que sea necesario y nos protege antes la responsabilidad civil en caso de que en incidente ante a terceros.  

En definitiva, si tienes pensado salir el próximo puente de diciembre y quieres viajar tranquilo no dudes en contactarnos,  desde Cobertis  te ayudaremos a encontrar la mejor solución para que puedas viajar tranquilo.  

Cobertis
The author: Cobertis
No comments to read

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies